Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Mototurismo News

¡Seguimos fomentando el maravilloso turismo de la Comunidad Valenciana! Rutas para hacer en moto

AVPYETUR VISITA EL RINCÓN DE ADEMUZ, TIERRA DE CONTRASTES. MARAVILLOSAS VISTAS Y RINCONES A DESCUBRIR EN EL RINCON DE ADEMUZ. Consecuentes con su compromiso de ayudar a difundir el potencial turístico valenciano, el pasado domingo día 15 de abril una representación de miembros y amigos de la Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo (AVPYETUR), de la que es Presidente Juan Antonio Calabuig Ferre, estuvimos en el Rincón de Ademuz para visitar, Castielfabib por la mañana y Ademuz por la tarde, y conocer realidades y proyectos que puedan potenciar la economía comarcal apoyándose, principalmente, en su importante patrimonio histórico-artístico y medioambiental para frenar el despoblamiento.

Consecuentes con su compromiso de ayudar a difundir el potencial turístico valenciano, el pasado domingo día 15 de abril una representación de miembros y amigos de la Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo (AVPYETUR), de la que es Presidente Juan Antonio Calabuig Ferre, estuvimos en el Rincón de Ademuz para visitar, Castielfabib por la mañana y Ademuz por la tarde, y conocer realidades y proyectos que puedan potenciar la economía comarcal apoyándose, principalmente, en su importante patrimonio histórico-artístico y medioambiental para frenar el despoblamiento. 

 

Visita en la que fueron acompañantes e informadores los alcaldes, Eduardo Aguilar Villalba de Castielfabib y Ángel Andrés González de Ademuz, junto a responsables de arquitectura y turismo de ambos municipios. 

El Rincón de Ademuz es una comarca de 370 km2, ubicada en el extremo noroccidental de la provincia de Valencia, escasamente poblada, con cintas de huerta propiciadas por el río Turia, que atraviesa el Rincón de norte a sur, y sus afluentes Bohilgues y Ebrón, y escarpadas laderas de duro secano en buena parte arboladas. Tierra de contrastes, embellecida sobremanera cuando florecen los almendros y manzanos en primavera y con las multicolores hojas de los árboles cuando nos adentramos en el otoño. Pero ahora toca la primavera, que recibió con suave climatología a los visitantes que iban llegando, en autobuses y vehículos privados, de Valencia y otros lugares más distantes de la Comunidad Valenciana. Fue nuestra agradable sorpresa, la importante afluencia turística en abril.

Tierra de manzanas de su variedad autóctona esperiega, pero también de reinetas donde las de pequeño calibre viajan para ser convertidas en sidra, de almendras que transforman en buenos turrones, de nueces que enaltecen pródigamente la torta “pingano”, de hierbas aromáticas con la lavanda como principal, y de ollas, asados, empedraos, regañaos, pucheros y un largo etcétera, con los derivados del cerdo como principal oferta gastronómica. 

Comarca magnífica para la práctica del senderismo, que está facilitado por una red de nueve de pequeño recorrido, que suman 225 km. y están complementados con tramos locales, pero también del cicloturismo, para el que hay acondicionados 235 km. para disfrutar con las BTT (Bicicletas Todo Terreno). 

El pasado mes de febrero se celebró la quinta edición de la carrera de montaña Escarchón Trail, pero quien lo desee aún tiene tiempo hasta el 3 de junio para participar en la quinta edición de la carrera hasta el pico Peloto. 

Este año ya se han celebrado tres raid hípicos pero aún faltan los de los días 10 y 11 de noviembre para completar el ciclo anual del Rail Ademuz 2018. 

Sin olvidar al Moto club Rincón de Ademuz que el pasado 31 de marzo comenzó sus propuestas deportivas de primavera para seguir atrayendo aficionados de las dos ruedas de Alicante, Valencia y otros municipios. 

Este Moto club, ya hace décadas que fue formado, y espera poder celebrar algún Evento de calidad y prestigio, en su zona.

En Castielfabib contrasta el pequeño núcleo urbano con empinadas y estrechas calles con la espectacular iglesia dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles que fue construida encima de la plaza de armas del castillo. Templo, para el que esperan presupuesto para seguir con la recuperación de su gótico interior, que cobra gran protagonismo, principalmente durante el Domingo de Resurrección y las fiestas patronales, cuando aguerridos mozos, aunando fe y valor ante un precipicio de más de cien metros, se abrazan a La Guillermina para acompañarle en el volteo.

Un recorrido por el magnífico circuito que recorre los restos de los baluartes de su castillo de frontera permite el disfrute de amplias panorámicas y percibir la importancia que tuvo el fortificado pueblo, en cuyo interior está la Casa de la Villa, construida entre los siglos XV y XVI sobre la única parte llana del casco urbano y en cuyo piso superior conserva noble artesonado y pinturas murales con traspantojos.

Singularidad es la Cruz de los Tres Reinos, la cumbre de un cerro situado cerca de Arroyo Cerezo, una pedanía de Castielfabib, donde confluían los límites de los reinos de Aragón, Castilla y Valencia, de tal manera que sin salir de sus dominios los monarcas o sus enviados podían solucionar sus problemas. 

Espectacular la llegada a Castielfabib, tras pasar por los dos túneles guardianes, recientemente ensanchados para que se puedan acercar los autobuses, pero también la amplia panorámica de Ademuz, la capital comarcal, fundada por el rey visigodo Wamba en el siglo VII, con su blanco caserío escalonadamente en la ladera del monte Los Zafranares, cuya cumbre está enaltecida por las ruinas de su castillo y la ermita de Santa Bárbara, ambos pendientes de consolidación. Casi un aéreo mirador sobre los valles del Turia y su afluente el Bohilgues. 

La villa es un conjunto de recoletas plazas y atractivos rincones donde destaca la gran iglesia parroquial dedicada a San Pedro y San Pablo, con robusta y alta torre y un bello retablo en su interior.

Cerca, la ermita de la Vírgen de la Huerta del siglo XIV, con aditamentos posteriores e interesantes frescos en su interior, que antaño estuvo rodeada de cultivos, y el antiguo molino para ver como transformaban en harinas los cereales utilizando la fuerza del agua para mover las pesadas muelas.

Una comarca valenciana para disfrutar con su recia y sabrosa gastronomía en varios restaurantes. Estuvimos en Casa Domingo, destacado motor económico del Rincón, donde comenzamos la jornada con un contundente almuerzo. 

Muy recomendable  a todos los Motociclistas, de la Comunidad Valenciana,  que deseen hacer un viaje de fin de semana, o de un solo  día por estas tierras. Hay  unos ciento veinte kilómetros desde Valencia, por la Autovia  Nacional III, hasta  Utiel. Y después dirección Sinarcas, Carretera Nacional de Alicante a Canfranc. Son muy bellos los paisaje, la  naturaleza y los lugares a visitar. 

Como lo antedicho demuestra que en El Rincón se mueven en la búsqueda de soluciones, los escritores de turismo debemos ayudarles en la medida de nuestras posibilidades para que mejoren su economía y superen el bache del despoblamiento.

Visita para promoción turístico-cultural de tierras de interior realizada con la colaboración de la Ágencia Valenciana de Turisme.

Entre Alicante y Ademuz median 313 km., de ellos 246 utilizando la AP-7 y la A-3 hasta Utiel, seguidos de 67 km. por el buen firme de la N-330. 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fotos (Estudio Sanchis 1901 y de Esteban Gonzalo)

 

Información adicional